(...) No puedo elegir, me quedo aquí,
entre olas verdes y montañas azules

(Kirmen Uribe)

miércoles, 27 de agosto de 2014

El señor miedo y yo




Acabo de tener una conversación con un señor....viejo conocido. En los últimos tiempos tenemos un pacto de no agresión. Yo lo ignoro y el me respeta. Así nos apañamos. Pero lleva unos días rondándome y esta mañanita ya hemos tenido una de nuestras charlas.

El miedo es la suma de sensaciones encontradas, de ingredientes que se mezclan y dan como resultado algo viejo como la humanidad y sin embargo, nuevo cada vez....un nudo en el estómago, las famosas mariposas, que parece ser que siguen existiendo, un abismo que se abre a tus pies y que da mucho vértigo, y esa sensación de paz que da cerrar los ojos y reconocer cuál es tu lugar, sin que importe en realidad el lugar.
Y la confianza de saber y reconocer lo que uno quiere, y el miedo a equivocarse. Pura contradicción.
Yo  prefiero dejar fluir ambas cosas, que se encuentren, y lleguen a la conclusion de que las dos están ahí para lo mismo.  Creo que eso son las mariposas, el miedo empujando para un lado, la ilusión empujando para otro.....y el pobre estómago pidiendo una tregua y un poco de organización.
Allí está todo lo que quiero, al otro lado del miedo. No sabes lo que quieres hasta que lo encuentras, eso es verdad...y con lo que cuesta encontrarlo aparece el miedo con su interrogatorio y sus amenazas: lo que arriegas, lo que puedes perder, lo que puede salir mal...el daño que te pueden hacer...
Lo escucho, lo pienso, le agradezco los consejos, porque cada uno está para lo que está, y el tiene una misión de prevención importante, pero le comunico que quiero seguir mi camino sin el.
Es una suerte sentir así las cosas. Me considro afortunada y quiero disfrutar el camino, sin nubes negras, como venga...y sin prisas, porque lo bonito de los viajes no es el destino, sino el camino.


lunes, 19 de mayo de 2014

Morera



No sé que hacer con las ausencias. Una veces me dan frío y otras veces me queman, o se me atragantan, porque se quedan atravesadas en el mismo sitio  de la traquea donde se quedan siempre....eso debe ser el nudo en la garganta.
Y yo las condeno a rincones oscuros, a lugares que ni yo conozco bien. A esa especie de trasteros en los que se meten las cosas de cualquier manera, en espera de que cualquier año, por fin, se ordenen y se clasifiquen.
Otras veces, en cambio, las tengo en la librería del salón, como las fotos enmarcadas, delante de los últimos libros que compré. Y están allí y las miro, como si fueran a dejar de ser ausencias de un momento a otro. Como si fueran un gusano de seda. Las miro y me dan ganas de ir a buscar morera, esperando la transformación mágica que me fascinaba cuando era pequeña.
No sé que hacer con ellas. Las miro con respeto, a veces cansada, a veces por encima del hombro, sabiéndome superior a ellas, y sabiendo que su reinado es temporal, que al final, tienen su tiempo limitado y que cuando dejen de quemar, o cuando me dejen respirar, yo seré quien siga aquí, y ellas se habrán difuminado como los dibujos de tiza en el suelo de un patio de colegio.
Mientras tanto, hasta que desaparecen, las miro de arriba abajo, del derecho y del reves, buscando eso que las hace estar tan presentes, buscando por qué esas ausencias son tan importantes para mí. Buscando eso que fue tan bueno. Al encontrarlo y darle más valor que a la ausencia misma, esta se hace más pequeñita cada vez...porque yo ya he encontrado mi morera. Lo que me hace crecer, evolucionar y transformar mi realidad.
Si es que no somos nada....un gusanito de seda.

miércoles, 23 de abril de 2014

Anverso y reverso



A veces me como de un bocao el mundo, y a veces me pierdo en un laberinto de dos calles.
No me asustan los laberintos, ni siquiera los difíciles. Cuando era pequeña me metía en el laberinto de los espejos del parque de atracciones y me gustaba buscar la salida. Siempre hay algo que sirve de referencia: las juntas de las baldosas del suelo, los dedos marcados en los espejos, los sonidos....
Y aún así, alguna vez, me puedo perder en uno fácil, aunque solo tenga dos calles. Eso suele pasar cuando se pierden las referencias. Todos las necesitamos, al menos, yo las necesito.

La realidad no es lo que me puede hacer sentirme fuerte o perdida, soy yo, son mis herramientas, mis valores, mis "superpoderes". Si llevo todo eso conmigo soy como Mac Giver....siempre hay una solución, siempre hay una salida....pero si me lo olvido, si lo dejo guardado en casa, en una cajita, debajo de la cama, o en el trastero, con los adornos de Navidad....entonces todo se puede complicar, cualquier cosa, por fácil que sea.  No suele pasarme, también es verdad. Cuando salgo de casa siempre repaso: bolso, llaves, móvil, superpoderes....¡todo en orden!...
¿Y si pasa?....pues ha pasado. Y entonces aparece la sensación de ser vulnerable, y parece que das vueltas en círculo, y el aire que respiras no es suficiente para llenar los pulmones. Cuando sucede eso,  me miro en el espejo y no me reconozco. Es muy sencillo de explicar. Cuando lo que haces no está conectado intimamente con tus valores, cuando ignoras lo que es importante para tí,  cuando das la espalda a tu propia voz, algo se rompe....y en esa situación me sigo considerndo afortunada, porque tengo un par de "Pepitos Grillo" que me dicen cuatro cosas,me recuerdan lo que tengo en el trastero, me ayudan a desempolvarlo y además, nos tomamos unas cañas, que nunca viene mal.
Me considero afortunada. Creo que eso es un gran superpoder. De los mejores.



miércoles, 19 de marzo de 2014

Los 20 grados y "Use the force"




Es una buena temperatura para conducir por la ciudad. 20 grados y plena luz del día.  Esto se merece una buena banda sonora. En el primer semáforo busco Counting Stars, de One Republic. Es mi canción de ahora. A veces me la pongo en bucle y puedo escucharla 10 ó 15 veces. Ya se que eso roza lo enfermizo, pero a mí me gusta.

Y entonces ahora si, con buena temperatura, luz de tarde que empieza a largarse y mi música....ahora es cuando!....disfruto de un día que termina en el trabajo y que empieza camino a casa. Las cosas han ido bien. Al final tenían que ir bien. No sabía cuando iba a ser, pero sabía que sería. Y todo ha ido bien. La clave es ser un Jedi. Yo no lo soy, aunque a veces me crea que sí, y eso me ayuda:

  • Lucho contra el lado oscuro, el que te promete resultados rápidos y fáciles a costa de cualquier cosa.
  • No dejo que el miedo condicione mis decisiones, porque El miedo es el camino hacia el Lado Oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento (Yoda) 
  • Confío en que haciendo las cosas bien y guiándome por mis valores, los resultados llegan. "Dificil mi misión es, pero imposible no" (Yoda)
  • Me fío mucho de mi instinto, de las sensaciones. "No pienses, siente. Usa la Fuerza."

Y cuando me doy cuenta de que no soy un Jedi, y se termina mi Counting stars, pasamos al siguiente nivel. Vamos a por Queen. Artillería pesada con Don´t stop me now.  Empowerment a tope. Y mañana a seguir igual, a seguir sembrando, a seguir teniendo visiones, a seguir creyendo en el poder de cada una de las personas que me rodean.....pero hoy relax y a disfrutar de la pequeña meta volante, que como decía Scarlatta O´hara: mañana será otro día. Hasta entonces, enfundo la espada láser.
May the force be with you...y los 20 grados también ayudan claro, que todo cuenta.


domingo, 16 de marzo de 2014

Mis chicos



Volvemos al ciclo de "El Señor de los anillos". Ya hacía un tiempo que no lo veíamos. Nos habíamos centrado más en Starwars, pero todo vuelve. Los ciclos de la vida. Además empezamos por el principio, por "La comundad del anillo". No tiene las mejores batallas, cosa fundamental para los niños, pero de vez en cuando hay que empezar las cosas para el principio....para que luego todo tenga sentido.

Yo refunfuño un poco cuando me dicen que quieren ponerse estas pelis. Cuando ya las has visto más de 20 veces y te sabes los diálogos da un poquillo de pereza. Aún así, la ponemos.  Sale uno de mis chicos. Me pillo un libro y miro de reojo. Los buenos son muy buenos y los malos son muy malos. Así es fácil decidir de qué lado estás. Y además, de repente, aparece él, mi chico. A los niños ya les he dejado claras las cosas: si algún dia tengo un novio, será como Aragorn. Y a ellos les parece bien.
Aunque saben que también hay otros dos, Aragorn es el favorito, el titular, el indiscutible.

William Wallace, alias Braveheart, también tiene lo suyo, aunque es bastante más impulsivo y rebelde, cosa que también me gusta. Lo que pasa que va liando una tras otra y al final le cortan el cuello. Es romántico, pero poco práctico. Muy inteligente. Más emocional que racional.

Máximo Décimo Meridio, alias Gladiator, es el tercero. Este tiene también un par de narices. Tiene las cositas muy claras desde el principio, y da igual lo que pase....él a por lo suyo. Es valiente, leal, honesto....para qué quiero más!!. Buen equilibrio entre lo racional y lo pasional. Principios incuestionables...en fin, que todo muy bien.

Y luego está mi Aragorn. Un  tio listo, sencillo, culto, pasional, equilibrado, noble, valiente, guapo que te mueres incluso sin peinarse y sin lavarse (aunque la belleza está en el interior) . Y demás es Sensible, intuitivo, empático, le gustan los niños, sabe hablar en élfico. Yo también me iría a Mordor con él, o al Abismo de Helm....o al abismo que fuera.

Igual debería bajar un poco mis expectativas...o igual no, que para eso siempre hay tiempo. Como dice el anuncio de la ONCE: si vas a soñar, sueña en grande.

viernes, 14 de marzo de 2014

Canción de cuna



Mientras pongo la lavadora, frío los sanjacobos de los niños, improviso una cena más ligera para mí, y vacio el lavavajilllas, me traslado a otros lugares. Los electrodomésticos causan este efecto en mí. Esa normalidad tan real, tan de andar por casa, del agua entrando en la cubeta del detergente, deja mi cuerpo anclado al final de un dia agotador y también permite que las cosas que siento no noten el cansancio acumulado en tantas horas. Es entonces cuando me traslado a esos otros lugares, persiguiendo todo lo que se escapa de esta cabecita.

La otra música, no la de la lavadora, la de verdad, se viene conmigo siempre. Y recuerdo algo curioso: Durante unos años no escuché música. Y solo me dí cuenta después, cuando la volví a escuchar y mi flujo sanguineo se empezó a descongelar. Ahora me acompaña siempre. Cada historia, cada momento, cada idea, cada escalofrío, tienen su banda sonora. También cada sueño, cada posibilidad, cada "¿por qué no?".
Tampoco leía en la época glacial, ni escribia nada más elaborado que una lista de la compra, donde siempre habia pañales y leche.  Y sólo cuando empecé a cantar otra vez las canciones de la radio del baño me di cuenta de que había llegado el deshielo. Fué como volver de Narnia.
Los cubiertos al caer en el primer cajón de la cocina, los platos al apilarse en la alacena y las sartenes que coloco, como no, dentro del horno, que para eso son los hornos....tienen sus propios sonidos que me hablan de que todo está bien....Y al final, cuando voy a otros lugares a buscarte y te traigo, entre otras músicas,  me gusta  escuchar la lavadora centrifugando, el café saliendo de la cafetera, las tostadas saltando en la tostadora, en definitiva, la vida sonando como suena cada día...y tu respiración acompasando mis latidos.

martes, 4 de marzo de 2014

Como hacen los niños....




Me fascina el tema del talento y de la fuerza interior de cada uno.  Todos tenemos.  Ya sé que a veces cuesta reconocerlo, sobre todo cuando hemos pasado años, o toda una vida, sometidos a "lo estándar", a lo que debe ser, porque es así.

Cuando nos sometemos a lo que debe ser porque es así,  caemos en muchas renuncias. Porque hacemos lo que se supone que hay que hacer, lo que está asumido como lo bueno, como nuestro deber. y a veces es necesario hacerlo...pero olvidamos algo importante en el camino.



A veces a la gente le hago una pregunta: ¿qué te gustaba hacer cuando eras pequeño? ¿Con qué soñabas?....y ahora, ¿qué conservas de aquello?...Yo era muy bueno haciendo aviones de papel, o montando barcos de Tente, o coloreando con las Manley....lo que sea. Lo importante no es qué utilidad real tenia aquello, sino, como te sentías haciendo aquello...grande, poderoso, especial....con brillo!!.



¿Y ahora?....¿que te hace brillar? si encuentras lo que te hace brillar, brillarás. Igual te da miedo. Eso también puede pasar. No te estoy diciendo que dejes tu trabajo y tus responsabilidades y te dediques a pasar tus días pintando mandalas con pinturas de colores. Puedes empezar por rescatar tu sueño de la infancia, tu talento especial, puedes decidir qué es lo que te hace sentir especial y empezar a hacerlo. Puedes centrar tus esfuerzos en hacer aquello en lo que crees, puedes decidir incorporar lo que te apasiona de verdad a tu vida diaria....de manera que el "tengo que" vaya cediendo espacio al "quiero".

Poco a poco, pero sin miedo a brillar.



Texto del video, que pertenece a la película Coach Carter:

Nuestro mayor miedo no es que no encajemos,
nuestro mayor miedo es que tenemos una fuerza desmesurada.
Es nuestra fuerza y no nuestra oscuridad lo que más nos asusta.
Todos deberíamos brillar como hacen los niños.
Al dejar brillar nuestra propia luz, inconscientemente,
 damos permiso a otros para hacer lo mismo.





Nota mental: Este domingo,quiero ver esta peli.


     


jueves, 13 de febrero de 2014

Perdone usted que le sonría!!




Una vez un policía local fue amable conmigo. Alguna vez me lo recuerdan los niños: "mamá te acuerdas ese día que aquel policía local fue tan majo...". No ha sucedido nunca más, por eso los niños y yo conservamos aquel hito en nuestra memoria de las cosas extraordinarias.
Ya hace un par de meses que no me ponen ninguna multa, aunque el mérito es mío, lo tengo que reconocer, no me canteo ni un pelo. Aún así nunca estás a salvo del todo.Siempre hay un motivo, y si no, se busca. El tema es que no me molesta la multa en sí. Si me la tienen que poner, pues que me la pongan. Lo que si que creo que se podría mejorar es la relación multado-multador. Debería ser más cordial. Ellos están trabajando, yo estoy infringiendo alguna ley importante, sin mala intención, eso si. Pues ya que tenemos que trabajar juntos, debería ser  todo mucho más friendly. No estaría de más un buenos días con una sonrisa. Una explicación de la falta en condiciones, un diálogo bilateral, no esa especie de bronca-cara de perro que te cae por dejar el coche 5 minutos en la puerta del cole para recoger al niño. Si, ya sé que no tengo perdón de Dios, pero un poco de amabilidad, de formas, no vendría mal. Eso de que te hablen sin mirarte perdonándote la vida, te pone en una situación de ser inferior, sin derecho a vivir, ni a hablar, ni mucho menos a preguntar...por dios, por dios....hasta me pienso lo de respirar en su presencia.
Tiene que ser duro para ellos estar todo el día con esa cara hasta el suelo, con esa gravedad, con ese gesto contenido que llega a desagradable la mayoría de las veces. Yo preferiría un poco de amabilidad. O simplemente de humanidad. El panadero vende pan, el profe enseña, el poli multa....bueno, es su trabajo. Y el trabajo hecho con una sonrisa nos hace inmensamente más felices.
Creo que les vendría muy bien aprender a multar con amabilidad, como cuando yo tengo que decirle a un cliente que no es posible darle la solución que le gustaría. Se lo tengo que decir y sé que no le va a gustar, pero no pierdo la sonrisa, intento que lo entienda, se lo explico, me pongo en su lugar y procuro ofrecerle alternativas. Les escucho todo lo que haga falta, porque sus razones son importantes....y algunas veces hay que decir no. Eso es la asertividad, relacionarte con los demás entendiéndoles, sin que eso suponga renunciar a tus creencias, o a tu postura o a tu verdad.
Parece que decir que sí es ser bueno y amable, y decir que no es ser borde y egoísta. Es como una verdad universal.
Una de las veces que me multaron le sonreí al policía, suelo sonreír, pero esta vez él se dio cuenta y me preguntó: ¿tiene algún problema?....en ese caso me di cuenta de que la respuesta debía ser : No, ninguno, dicho con cierta seriedad y tono reverente. Es una pena, no se dejan querer, pensé....fomentan la bordería. Claro, luego, si dejo que eso me afecte, voy yo y me comporto como una borde con el primero que me encuentro. La mala leche es muy contagiosa. Afortunadamente me niego a que el comportamiento de los demás condicione el mío.
Así que, mientras ellos reparten multas, yo seguiré repartiendo sonrisas.....aún a riesgo de que lo consideren una falta de respeto a la autoridad. Siempre viviendo al límite. Cualquier día  un policía me multa con una sonrisa, y entonces, si, ese día sí, la pago en efectivo, allí mismo.

domingo, 2 de febrero de 2014

Mi visión


A veces suceden cosas mágicas, y siempre suceden por algo.
Desde hace muchos años estoy trabajando con personas, como responsable de su rendimiento, y lo más importante para mi, como responsable de su desarrollo. Y no recuerdo en que momento, o a raíz de qué adquirí el concepto que tengo de qué significa desarrollar personas....Lo que si que he tenido claro siempre han sido una serie de ideas que me han guiado y me han ayudado a trabajar con la gente y conmigo misma, por ejemplo:

- Todos tenemos talento, todos aportamos algo único y especial
- Si confías en el potencial de alguien....se multiplica su potencial. Hay que confiar.
- Si tienes una visión ya tienes mucho recorrido. La visión te impulsa a la acción.
- Hay que ayudar a la gente a encontrar su visión.
- Cuando alguien descubre su visión sucede algo mágico. Es como si tuviera superpoderes.
- De todo se aprende algo, sobre todo de lo que nos hace daño, nos molesta o nos descoloca.
- La actitud con la que se enfrentan las cosas se puede elegir.
- El instinto, la intuición....¡qué importantes!...hay que aprender a escucharlos....no son voces del más allá.....eres tú, que sabes lo que quieres hacer.
- No te compares con nadie, sólo contigo mismo.
- Dar ejemplo es la manera de transmitir tu visión.


Y con estas ideas revoloteando por mi cabeza y asentándose firmemente, porque en realidad funcionan, llego a IKEA, dónde he tenido una experiencia profesional maravillosa y muy, muy enriquecedora, y me encuentro con eso del coaching. Allí me dan la oportunidad de formar parte de un proyecto apasionante, porque alguien cree en mi. Y ahí empieza todo. Es como un flechazo. Y siento que estoy en mi sitio. Veo que lo que yo creo,  mis valores, encajan al milímetro con todo eso que estoy conociendo. Cuando eso sucede, es cuando se produce la magia.

Cuando conocí el coaching, me di cuenta de que yo era ya coach...asilvestrada, sin el método y los conocimientos teóricos, pero coach.  En IKEA comencé a darle forma y a ordenar todo ese equipaje que yo llevaba en mi mochila, y encontré muchas más cosas que meter en él. También me deshice de algunas que ya no me servían para nada, sólo para hacer más pesado el equipaje.
Cuando te permiten y te animan a desarrollar tus habilidades y tu pasión das el 100%. Mi experiencia en IKEA fue esta...y fue fundamental para mí, porque el impacto que tuvo en mi vida personal también resultó definitivo.

Ahora estoy en otra gran empresa, trabajando con un equipo que me reta cada día a ser mejor porque ellos quieren ser mejores cada día. Y tengo la suerte de que aquí también nuestra gente es lo más importante. Mi equipo es el mejor que se puede tener. Creo firmemente en ello y además lo demuestran, por eso, me sigue apasionando mi trabajo....porque tengo que influir en el negocio influyendo en las personas, para que cada una de ellas sea su mejor versión....para que disfruten su experiencia en esta gran familia que formamos y para que cada uno vaya descubriendo sus sueños y desarrolle sus talentos.
Soy consciente de que trabajar en un entorno así, como el que se respira en Apple, es un privilegio, y eso sucede cuando estás en un sitio cuyo primer eslogan publicitario fué Think different ....y si además el creador de todo esto dice cosas así......
"Ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición...ellos ya saben lo que quieres hacer"

.......y ves que son el motor que genera cosas tan grandes....entonces sabes que estás dónde quieres estar.


Y todo esto venía por este video que he descubierto que muestra muy bien en qué consiste un proceso de cambio, descubrimiento o adaptación....que son procesos que se trabajan en coaching, para ayudar a las personas a encontrar su visión, conectar con sus valores, ver la realidad desde otros puntos de vista, encontrar caminos, descubrir su fuerza y con todo eso....ser lo que uno quiere ser.


jueves, 5 de diciembre de 2013

Vientos favorables



Cada cierto tiempo sucede. Me he dado cuenta hace poco....pero siempre termina sucediendo.
Cambia el viento, y entonces cambia todo. Es como esa cicatriz que se resiente cuando va a llegar bruscamente un temporal...
-Mañana va a llover
-¿Cómo lo sabes?
- Me duele la pierna....
Antes de que el viento cambie, hay pequeños signos. Las hojas revolotean en pequeños grupos, como pandas de chiquillos que escapan por alguna travesura. Y el cielo cambia de color.  Son ciclos necesarios y estoy convencida de que buscados, de una manera consciente o no.
"Empieza algo nuevo", como ese señor mayor del anuncio de IKEA, que recorre el mundo con su silla plegable bajo el brazo.
Las ideas se empiezan construyendo como vuelan esas hojas, formando pequeños remolinos, que suben y bajan, hasta que llega el golpe de viento definitivo y se elevan a gran velocidad. Ese golpe definitivo es una visión en toda regla, y con toda su fuerza. ...¿Y después?. Después va la acción, y ahí tenemos la fórmula mágica generadora de grandes cosas: Visión+Acción.
Al final se trata de prestar atención a los sentidos: Escuchar el viento, ver el movimiento de las hojas y los nuevos tonos del cielo, y observar como se mueve la veleta, la que todos tenemos dentro, que actúa de brújula. Siempre marca una dirección, sólo hay que aprender a leerla.
Cuando el viento empieza a cambiar hay que prepararse. Lo aprendí en Mary Popins, y me lo recordó  Juliette Binoche en Chocolat.  Ambas llevan siempre su maleta, su abrigo, su bufanda y la vista puesta en algo nuevo. Los ciclos se van cerrando.



jueves, 5 de septiembre de 2013

September


Así, en inglés, y además, en inglés americano si puede ser.
 Me suena en la cabeza  el mítico temazo de Earth, wind and fire..."Do you remember.... september...", y con esa banda sonora intento ordenar septiembre recién estrenado y ya terminado, si pongo en fila todo lo que tengo que meter en él. Recién estrenado dejando atrás cosas importantes, espero que de una vez por todas. Es agotadora la sensación de achicar agua con un cubito de playa y que te entren riadas por las ventanas....al final te ahogas. Hace poco leí: "Hay decisiones que duelen en el corazón, pero tranquilizan el alma". Así se resume todo. El alma le ha dicho al corazón que quieto parao, que ya vale, que tenemos mucho lío. Así que vamos al lío.
Hoy me he puesto una sudadera de felpa y me he sentado a ver las noticias. Septiembre avanza mientras yo me tomo un café y contemplo el mundo que no se preocupa en absoluto por mi mudanza, la lavadora que tengo que comprar, los horarios que tengo que terminar, los libros que tengo que forrar, las extraescolares que tengo que cuadrar, el cambio de linea que le tengo que pedir a telefónica, el alta de agua, luz y gas....y pintar, claro, tengo que pintar la casa nueva, y cambiar todas las domiciliaciones....toditas. Pero con la sudadera de felpa se está tan agustito y tan bien  que se que estos meses, tan llenos de vida, de proyectos y de cambios, son los que me gustan en realidad. Y si están acompañados con una buena banda sonora, muchísimo mejor. Hoy cambia el tiempo, más fresquito. A mí me va bién. Es tiempo de sudaderas. Sudaderas calentitas con superpoderes.  Hello September!!.

martes, 4 de junio de 2013

Equinoccios y solsticios



Parece que ahora si, de verdad, el verano se empieza a acercar. Lo he notado porque hay un  moscardón revoloteando como un poseso por toda la casa. Creo que busca una salida. Se ha colado sin querer, seguro, por la ventana de mi cuarto y ahora anda por el salón. Le he abierto la puerta de la terraza de par en par, pero no la ve. Me está dando hasta pena. Si me entendiera le diría "chico, mira un poco más para allá que vas como un loco!"....pero me parece a mí que va a tener que darse cuenta el solito.
En mi calle hay muchos árboles, y un patio de colegio, por eso el griterío lejano de los niños jugando y los pájaros, que charlan de copa en copa, meten el buen tiempo en casa....hay que buscar las sandalias, los esmaltes de uñas fluor que compre el año pasado, ver si los bañadores han sobrevivido después de dos mudanzas tan seguidas; Hay que abrir el cajón de las camisetas de tirantes y recordar sus colores, poner las velas en la terraza y tener helado para cuando se hace de noche y no apetece irse a dormir.
El moscardón ya no está. Paz para mí y por fín, libertad para él. Los dos felices. No hay nada como abrir ventanas para que entre la luz y el sonido del verano...y para que desaparezcan los zumbidos molestos que no dejan escuchar nada más.
¡Qué maravilloso el cambio de estación!....Mi favorita...siempre, la que está por venir...

viernes, 15 de marzo de 2013

¿Tienes un plan?



La batalla más dura es la que se libra contra uno mismo.....

La ventaja de ese tipo de batallas es que sabemos a lo que nos enfrentamos. Detalle muy importante para poder aplicar las estrategias adecuadas. El peligro...que el enemigo es tan fuerte como nosotros, tan listo como nosotros....y que confiamos en él, por lo que corremos el peligro dejarnos convencer, hacernos amiguitos, y dejar las cosas estar....total, no están tan mal.
Llegados a este punto, es el momento de preguntarse cosas, y responderlas:
- Si continúo así, ¿como será mi vida en seis meses, en un año, en cinco años.......?
- ¿Es esto lo que quieres en realidad?
- ¿Lo que estoy haciendo hoy me lleva a dónde quiero estar?

Estas tres preguntas son suficientes. Deberían serlo. Ver las cosas es decisivo. Y me veo en el futuro sosteniendo cosas que no quiero, que me perjudican, que me hacen daño o que me quitan energia...y se que definitivamente no es lo que quiero.
Todo está claro. ¿Y ahora que?. Necesito un plan. Qué voy a hacer diferente, si quiero que las cosas sean diferentes. Cómo lo voy a hacer. Quién me puede ayudar si lo necesito. Cuando quiero empezar y cuando debería estar listo. Cómo puedo medir la evolución, ver que me estoy ciñendo al plan....y lo más importante, cómo voy a saber que he conseguido lo que quería, cual es la señal, el síntoma....la unidad de medida que me diga que estoy dónde quería estar.
Es importante tener un plan.
Como dicen estos de la marca de ropa de colorines..."La vida es chuli....tienes un plan?"

domingo, 10 de febrero de 2013

Leyendo señales

Domingo. Once y pico de la mañana. Hace un rato que he empezado a desayunar y lo que me queda. Café con leche y tostadas. Alargo este momento todo lo que puedo. El ordenador portátil sustituye a la prensa. Miro el Facebook, el Twitter, el correo, algún blog.......y en realidad, donde esté un cafecito con el periódico de toda la vida, versión papel, que se quite lo demás.Por suerte, anoche cogí del portal el catálogo del Carrefour. No es exactamente lo mismo, pero me sirve para alargar el desayuno dominguero un poco más.
En realidad, los productos a 1Euro no han conseguido emocionarme. La peli de anoche si: El lado bueno de las cosas. Primera película no infantil que veía en el cine en mucho tiempo. Sin que pasen grandes cosas, toca tanto las emociones...es tan sutil, real, cruda y tierna a la vez...que me impactó.
Después del cine, tomando unas cañitas, la peli empieza a cobrar más sentido todavía.Y a más cañitas, la capacidad de análisis se multiplica exponencialmente y empiezas a entender muchas cosas del pasado, del presente y a intuir el futuro.
Si, ese es el momento en el que hay que decir, nos vamos a casa. Así que, pedimos la cuenta y nos vamos, con parada en los servicios del lugar. Y allí, en la puerta del baño de chicas, para que todas lo veamos durante esos segundos en los que lo único que tienes delante es esa puerta a unos 30 centímetros de los ojos, te encuentras con un texto perfectamente caligrafiado y un dibujo que no sabría definir...bueno, si, diría que es una mancha. El caso es que en el momento en el que dices: "basta ya de filosofar, un pis y a la cama..." y piensas en llegar a casa y dormir, aparece la frase....."El infinito  es otra cosa...".....uff!...¿y que es el infinito?,¿Y qué significa ese dibujo? ¿que han querido decir? ¿Por qué ponen esto en el baño de chicas? ¿Habrán puesto lo mismo en el de chicos?, no, seguro que han puesto una más fácil...... ya me he desvelado...

jueves, 7 de febrero de 2013

Re-cordare (del latín cor-cordis:corazón)






Suelo recordar las fechas importantes, los cumpleaños, el día que conocí a alguien, que estuve en algún sitio, que me cambié de casa o el día de alguna que otra despedida. No es consciente. Simplemente lo recuerdo.
No soy una agenda electrónica con subrayados de colores, o alarma el día de antes. Se supone que las mujeres tenemos más facilidad para estas cosas. Debe ser eso. El caso es que ese recuerdo no suele ir ligado a una tarea, tipo comprar un regalo, hacer una llamada y cosas así. En alguna ocasión claro que sí, pero en otras muchas no. Es algo para mí. Mi día mundial de la cena con aquel chico, o mi día internacional del comienzo de mi vida en Madrid, o el cumpleaños de alguien a quien nunca felicitaré, o el "hoy hace tres años que España ganó el mundial".....y lo importante no es el mundial, ni España, ni si volveremos a ganar un mundial. Lo importante es revivir qué pasaba en aquel momento, aquello que gracias a un hecho puntual se ha quedado archivado como el reportaje de fotos de una boda. A veces no recuerdo hechos concretos, pero claramente tengo guardado lo que sentí en ese instante. Recordar es eso, volver a pasar por el corazón.
Suelo recordar las fechas importantes para mí. Hoy también. Sin obligaciones y sin compromisos. Pienso en ello, sonrío y lo vuelvo a guardar en el álbum de los buenos recuerdos.

sábado, 2 de febrero de 2013

Vuelta a casa


                                              


Las sensaciones atraviesan la piel,
se saltan todos los controles de la razón y se quedan por  un tiempo,
a veces para siempre,
en lugares de los que no se las puede arrancar.
Da igual dónde esté. Cierro los ojos y vuelvo.
El olor a café, las sábanas limpias, el agua caliente en la piel, .
La luz del sol en mi cuarto, el afilador, que pasa por la calle,
y la ausencia, tan presente...
Abro los ojos,escucho las hojas que se mecen frente a mi ventana,
y siguen ahí... las sensaciones.


.............


viernes, 1 de febrero de 2013

Secuelas de las mudanzas I



Ya llevo unos días de vacaciones, no se cuántos. Prefiero no contar los que han pasado ni pensar en los que me quedan. Disfruto del tiempo cada día. Si quiero hace, hago, y si no, pues no. Esto es el lujo para mí.
Hoy tengo el día más remolón, pero ayer me dio por hacer. Pasé por la habitación de las cajas....las que llevan dos mudanzas dando tumbos, las que tienen cosas que no deben ser muy importantes porque vivo sin ellas y no las echo de menos.....esas cajas que me tienen ocupado lo que va a ser mi estudio, que me obligan a tener la puerta cerrada para no ver ese caos cada vez que paso por delante. Ayer empecé la operación "libertad duradera", que consiste en tirar a la basura sin piedad, sin porsiacasos y sin sensiblerías....Lo que viene a ser un "a tomar por saco"....que ya tengo ganas de tener este cuarto en condiciones para mis libros, mi impresora y mis cosas.
Y empecé. Una detrás de otra. La cosa iba rápida: esto lo tiro,(casi todo) esto lo guardo,( pocas cosas).
Pero llegue a las cajas malditas, las de los bolsos. Bolsos llenos de más cosas, claro. Algunas seguro que muy importantes. Muchos de los bolsos tenían pasaporte directo al contenedor, pero claro, lo de dentro, vete a saber que era. Así que me puse con ello. Después de la revisión he sacado las siguientes conclusiones:
1- No tengo que volver a comprarme tampax en unos seis meses. Ni normales, ni super, ni regulares.
2- No tengo que volver a comprar cleenex tampoco. Ni normales, ni mentolados.
3- Los Sugus se ponen muy pero que muy duros después de un tiempo.
4- El año que viene me voy a ahorrar la vuelta al cole. Material ya tengo de sobras: bolis, rotuladores, gomas, libretas (en todos los bolsos hay una, siempre), una caja de chinchetas, celo....
5- Es imposible despegar un chupachups derretido del forro de un bolso.
6- Los huevos Kinder tienen que estar inspirados en el bolso de una madre. Para prueba el bicho de la foto.
Los juguetes que pueden llegar a salir son inimaginables.
7- La alegría y la emoción son cosas relativas. Igual de contentos se pusieron mis crios cuando vieron la PS Vita que les trajeron los reyes, que cuando les di las birrias de juguetes de los Happy meal del Mc Donalds que habían dado por desaparecidos.......
8- Tampoco tengo que volver a comprarme compresas...como no caducan....hay algunas que son de colección, desde luego los estampados de los envoltorios ya no se ven ahora. Puro pop art.
9- En general,y como conclusión,  todo lo que puede llegar a desaparecer de una casa, de una vida, de cualquier sitio......termina volviendo en forma de objeto encontrado a un bolso. Y normalmente a un bolsillito interior con cremallera....


Todavía me quedan cajas, pero bolsos ya no. Lo peor ha pasado. Hoy el cielo es más azul, y en mi despacho, (casi) vuelve a brillar la luz del sol.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Lo mío con los bomberos



Tengo que reconocer que me siguen encantando los tipos duros. Ya he escrito sobre esto alguna vez. Y también he hablado de algunos de esos tipos de las pelis que me vuelven loca: Thor, Gladiator, y mi favorito, Aragorn, de El Señor de los Anillos, que lo tiene todo, alto, fuerte, guapo, valiente, noble, generoso, culto, sensato, reflexivo, pasional... hasta élfico sabe hablar...me imagino a este mozo, regresando de Mordor después de una batalla contra los horcos, susurrándome cositas en élfico a la luz de la luna...
Claro, con estas expectativas, luego la realidad es muy dura, porque no hay manera, por mucha voluntad que una le ponga, de dar con algo así. Ni con nada parecido. Y entonces empiezo a conectar puntos y entiendo muchas cosas....En tiendo lo mío con los bomberos.
 El caso es que todo esto viene de lejos. Cuatro o cinco años tendría yo cuando me enamoré perdidamente de Curro Jimenez, que en aquel entonces era el Aragorn de los bandoleros.
Y ahora que soy un poquito más mayor lo analizo buscando una explicación y llego a la conclusión de que lo de los bomberos es un querer encontrar al Aragorn, o al Curro Jimenez que no existe. Igual un bombero es lo más parecido y de ahí la ilusión que me hace tener algo con un bombero. Lo que pasa que conocer a un bombero no es tan fácil como parece ¿dónde se meten cuando no están de servicio?. Provocar una inundación o un incendio ya lo he pensado pero me parecen medidas demasiado desesperadas. También he comprado el calendario que hacen todos los años para recaudar fondos. Se ponen por la plaza del Pilar y se hinchan a vender, pero los mocicos que venden por la calle, no son los mocicos que salen en las fotos, que son los que se parecen a los tipos duros que me gustan a mí. Así que tampoco avanzamos.
Y estando así las cosas, hace un par de días, el destino me da una respuesta. Volvia yo de comer con una amiga dispuesta a empezar mi jornada laboral cuando me encuentro a mis pies un documento de valor incalculable. Un calendario plastificado del cuartel de bomberos de un pueblo de Zaragoza  con los turnos de guardias, nombres, apellidos y teléfonos móviles de todos los muchachos, más de 20.
Eso tiene que ser una señal. Y aquí tengo la tarjetita, con sus turnos de colores, sus teléfonos y todo.... aunque a mí el que me gusta es el buceador de Zaragoza, el de la foto, que tiene pinta de decir cositas muy bonitas en élfico. Si es que no me conformo con nada.

domingo, 28 de octubre de 2012

Nombres y adjetivos

 
 
No quiero poner nombres,
No puedo explicar  que veo en tí, pero si puedo explicar lo que provocas en mí.
No quiero hacer un listado de pros y contras ni reducirte a un inventario de adjetivos.
No quiero definirte, ni describirte, ni analizarte.
Y tampoco quiero juzgarte,
Porque no hay adjetivos, ni juicios, ni descripciones que me sirvan,
ni que me expliquen todo lo que has revolucionado en mí,
ni lo que en realidad quiero de tí.
 
 
 

domingo, 30 de septiembre de 2012

Carta blanca


 
Hace algunos años, no muchos, alguien a quien quiero mucho y que me ha enseñado tantísimas cosas, me dijo: Maite, no puedes controlarlo todo...Me acuerdo muchas veces. Cada vez que algo se me escapa de las manos, cada vez que alguien consigue tocarme por dentro y no puedo hacer nada para evitarlo, cada vez que quiero racionalizar sentimientos que no tienen ni pies ni cabeza.
 No puedo controlarlo todo. Llevo una teporada repitiéndome esta frase, como un mantra. Ahí está, como una gotera, y de repente me encuentro con otra frasecita que consigue lo que no ha conseguido la gotera.

Sin ser lo que buscaba terminaste siendo todo lo que necesito

 Me caigo del caballo, como San Pablo,  y recuerdo algo que siempre he tenido muy claro...no hay que esperar que la gente cambie..., pero...¿y yo?....No puedo controlarlo todo, y no puedo controlar lo que siento, aunque me empeñe todos los días. La gente no cambia...¿Por qué tengo que cambiar yo?. Esto es lo que hay. Me gusta lo que siento. De momento, se queda ahí.Me he dado autorización para sentir sin analizar y emocionarme sin entender. Carta blanca...y a fluir. No quiero controlarlo todo.

.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Imanes de nevera






Desde que tengo una nevera panelada ya no es lo mismo. A mí siempre me han gustado los imanes de nevera. Tengo un buzón londinense, un enano irlandés, una vespa italiana, un centurión romano, una pizza, una brujita como la de "la bruja de Oro" de Sort, que me salió en un roscón, el simbolito del metro de Londres, un calendario y el teléfono de los taxis de Colmenar Viejo, que nunca se sabe cuando puede hacer falta. Pero esto no es nada. Antes tenía más. También tengo imanes redonditos de colores para colgar dibujos y cosas importantes, como el teléfono de un señor muy apañado que hace arreglillos en casa.
Pero estas neveras modernas paneladas, para esta frikiafición mía, no sirven. He perdido imanes muy valiosos de resina, multicolores, con unos labrados y unos repujados en 3D dignos del Museo Reina Sofía.
Un disgustazo. Algunos he intentado recuperarlos, pero el que cae una vez, termina cayendo más veces. Esta nevera no tiene fuerza, me ofrece muy poca confianza. No como las de antes. Y es que se me ponen los pelos de punta cuando abro la puerta para sacar un  yogur y noto que una de mis joyas resbala un poquito. El centurión por ejemplo, ya está manco y sufro mucho por él. El buzón me lo traje del último viaje a Londres sabiendo el riesgo que corria, pero no pude evitarlo, los que amamos los imanes de nevera no podemos contenernos en determinadas tiendas de souvenirs o en los duty free de los aeropuertos.
Los dibujos del día de la madre estaban colocados en la parte superior hace una semana y ahora ya están casi llegando a la zona del congelador...son como los ibones que se van desplazando por el cambio climático. Y eso que los imanes que los sujetan son de los buenos...pero la culpa es de ese maldito panel gris metalizado de la nevera. Que para una decoración minimalista no digo yo que esté mal, pero para el uso tradicional, y casi principal,  que se debe dar a una nevera de una casa normal, está muy mal pensado.
Y he probado todos los rincones de la cocina, y ya no hay ni un centímetro cuadrado de superficie en el que se pueda poner un imán. No se sujetan en ningún sitio..¡pero qué mierda de materiales estamos usando!.
Empezamos hace años con el tema de los metrosexuales, los hombres empezaron a depilarse más que yo y la cosa ha degenerado en esto. ¿Qué va a ser lo siguiente?.
Ya no hay magnetismo...con lo importante que es para todo.

martes, 15 de mayo de 2012

R.I.P...o las manchas de mora




Ha llegado el dia. Mi portátil llevaba una temporada tonteando, renqueando, lanzando mensajes extraños que yo no quería escuchar, porque no me venía bien, claro. Y finalmente hoy todo ha terminado. Hora de la muerte 13:35. Le he hecho la RCP , esto es, la resucitación cardio pulmonar, que para eso una se ve todas las series de médicos, hospitales y urgencias, y no ha servido para nada. Ha empezado a fibrilar, ha entrado en parada y yo he hecho todo lo que he podido...lo he reiniciado de varios modos, le he dado un botonazo a la desesperada, que es como hacer una traqueotomía, de todo menos estamparlo contra el suelo. Ganas no me han faltado, pero mi autocontrol lo ha evitado.
...No somos nada. Ahora lo veo ahí, en la mesa, desenchufado, cerrado, callado y pienso ¿dónde habrá un punto limpio en mi pueblo?. Ahora ya solo pienso en el otro. Y no sé si eso está bién. Mi HP todavía está caliente, recién desenchufado...parece que todavía escucho el tonillo de inicio de sesión de windows....y yo ya estoy pensando en ese DELL, con ese pedazo de procesador y esa carcasa morada que me ha vuelto loca. La belleza está en el interior, es verdad, pero todo ayuda. Y no veo la hora de deslizar mis dedos sobre ese teclado y de iniciarlo y reiniciarlo. Y ya me da igual el otro. La donna é mobile...sí, así es. A rey muerto, rey puesto. El muerto al hoyo y el vivo al bollo.
Si se pudiera hacer así con todo, todo sería más fácil. Y qué gran invento la memoria externa....eso hace la pérdida más llevadera.

Notas para mi:
1-¿y qué pasa si la memoria externa, en la que me voy guardando lo importante, "pasa a mejor vida"?...¿dónde van los recuerdos atrapados en una memoria externa inerte?...¡qué vértigo!
2- Debería imprimir alguna de las miles de fotos de la memoria externa. Alguna de cada año. Lo llevo diciendo años. Antes de que sea demasiado tarde. Apuntado en la lista de tareas pendientes importantes detrás de "enviar la declaración de hacienda" y  "pagar las multas de aparcamiento".
3- El final estaba cantado...si es que no hay que empeñarse en alargar las cosas. Lo que no puede ser, no puede ser. A otra cosa, mariposa.

Mis amigas siempre me dicen:  "La mancha de mora, con otra mora se quita".

lunes, 16 de abril de 2012

Fluir



El sábado por la noche estuve escuchando a Olga Bernard recitar algunos de sus poemas. Me gustan todos, pero en este intento mío de fluir me choco contra uno, frontal y violentamente. Y este fluir, que más me recuerda a los rápidos de un río que a una corriente tranquila, se convierte en riada que se desborda y se descontrola al chocarme contra TODO...

TODO
Sé desde hace algún tiempo
que ya nada sería suficiente,
salvo absolutamente todo.
Y no sé qué es todo,
no sabría pedirlo ni explicarlo,
no sabría tal vez reconocerlo.
Pero lo quiero todo.
Y no sé si sería suficiente.

(Olga Bernad,Caricias perplejas)




....................

domingo, 15 de abril de 2012

Sueño



 La arista tiene dos abismos, uno a cada lado. Es sólo una imagen. Nunca he estado allí, y sinembargo la recuerdo. El frío, la gravedad que me empuja, me atrae y me expulsa de lugares inciertos... y el viento. Nunca he estado allí y sinembargo el mismo frío que recuerdo quiere congelar un pálpito, un aliento pequeño pero intenso. El abismo es sólo una imagen, ahora ya lo sé.Fortaleza, prudencia y templanza. Todo lo demás es polvo y aire.

lunes, 12 de marzo de 2012

Efecto térmico

Imagen de Las Crónicas de Narnia

El sábado  estuve de compras. La compra de la semana. Cuando llegué con el carro a las cajas y empecé a poner todo sobre la cinta teletransportadora .....bueno, era una cinta normal....lo que pasa es que hace mucho que no escribo y empiezo a fantasear. El caso es que al ver allí toda mi compra me dí cuenta  de la tristeza...todo light, zero, 0%,....y en ese plan. Este fin de semana ha hecho muy buen tiempo y por lo visto mi subconsciente ha pensado automáticamente en la operación bikini. Y sí, tengo que reconocer que también me he comprado un par de cremitas de esas especiales para que la piel se quede suavecita y firme...lo que viene a ser un anticelulítico. Y no por que lo necesite, de ninguna manera, es por solidarizarme con quien sí. Y también por prevenir....por si acaso. Una es para la mañana y otra para la noche. Una es efecto frío y otra efecto calor. Una me congela hasta el alma y la otra no, la otra en cambio es un calorcito que poco a poco vuelve a poner la sangre en circulación y las cosas en su sitio. Es un calor de invernadero, pero al menos es calor. Viene de fuera hacia dentro. Es como una sensación buena pero en sentido contrario de circulación....como un buen recuerdo, como un momento que se quiere retener para que no se termine nunca, como una sonrisa que sale y que sólo tú sabes por qué....de dentro hacia afuera.
El efecto frío es mejor que vaya desde fuera hacia dentro. Cuando sále de dentro es porque algo se ha congelado...y cuando llega fuera, los daños son difíciles de reparar. El frío congela y al congelarse, las cosas se quiebran con facilidad. Ese crujido desde dentro a veces se puede escuchar....me recuerda al Titanic chocando con los icebergs. Seco, lento, pero letal.
Afortunadamente no estamos hechos de la materia de las cosas. Sómos mucho más frágiles y mucho más resistentes también. El efecto frio y el efecto calor pueden convivir, como las cremas. Y lo bueno es que de ambos, al final se consigue algo...aunque sólo sea eso, un efecto térmico. Aunque a mí me gusta mucho más como lo dicen lo meteorólogos....sensación térmica, que no es lo mismo, pero se parece.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Ciudadana ejemplar


Siempre he tenido un gran sentimiento de responsabilidad ciudadana. Ya he hablado de esto en algunas ocasiones. Por eso siempre he delinquido sin miramientos, cometiendo barbaridades e infracciones sin mirar el precio. Por mi ciudad lo que sea. Yo soy así de generosa. Y además es que lo he hecho sin esperar nada a cambio. Y las cosas bien hechas siempre dan sus frutos; El tranvía ya circula por "tol centro". Lo miro pasar con orgullo, y con humildad, apesar de que solamente yo sé cuán importante ha sido mi contribución a este proyecto. Aunque tengo que reconocer que a  veces la vanidad se apodera de mí, sólo unos instantes, y me imagino mi foto en todas las mamparas de las paradas del tranvía con un eslogan sencillo del tipo. "Maite, gracias a tí, Zaragoza es más", o "Gracias, Maite, contigo, Zaragoza creze +"...este último es más moderno, quizás para el tranvía sería el ideal...pero estos pensamientos se desvanecen rápidamente. Una es humilde de por sí. Veo pasar el tranvía tan silencioso, tan ecológico, tan preciosísimo y todavía me entran más ganas de aparcar dónde no debo. Y eso es lo que me motiva a seguir adelante. Todavía queda mucho tranvía por construir, la mitad de la ciudad sigue levantada, y todo eso hay que pagarlo...¡ningún problema!, para eso estoy yo aquí.
Hoy he vuelto a contribuir como hago periódicamente. El agente me ha informado muy amablemente de que estaba estacionada en un sitio dónde no estaba permitido y que claro, eso era una infracción administrativa y que me tenía que sancionar. Yo le he contestado que sabía que estaba mal estacionada y le he informado de que hacía lo mismo todos los días laborables durante cinco minutos para recoger a los niños del cole. Pero nada, él sólo me ha multado por hoy, creo que lo otro no ha querido ni escucharlo, ha mirado para abajo y me ha parecido que resoplaba un poquillo. Más pistas no he podido darle. Si ha prestado atención ya sabe que todos los días a la misma hora y en el mismo sitio me encontrará dispuesta a contribuir al pago de nuestras obras. Me parece que mi compromiso con mi ciudad está demostrado. Sin ánimo de chulearme, cualquier día me ponen una calle. A mí me parece que quedaría muy bien ¿no?...y además....¡que me lo estoy currando!.


ps: gracias Marocha por el "creativo" de la placa.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Cuerpo de sopa


Calcetines de los gordos, mulliditos. Son lo más importante en estos casos. Eso, y una buena sopa. Mejor si es de letras o de bolitas. Las de fideos son más formales.
Alguna vez me sucede que se me pone cuerpo de sopa y entonces cuando llego a casa procuro dejar en el rellano de la escalera todo lo que me molesta y cierro la puerta con dos vueltas. Preparo una sopa que huele a "todo está bién", la pongo en un tazón grande, azul y el calor de los cinco minutos que ha estado en ebullición y que ha inundado toda la casa, deshace todos los icebergs que tengo por dentro. Es como cuando te sientas en una piedra caliente o como cuando el sol te da en la cara un mediodía de invierno. Cada bolita es un motivo, una razón o un recuerdo. Un tazón de sopa tiene muchísimas bolitas, creo que ese es el secreto. Y aporta paz, calma y confianza a partes iguales, lo que facilita tremendamente el sueño y las ganas de que un edredón nórdico te atrape y no te suelte en toda la noche.
A veces, algunas personas son como un buen tazón de sopa. Esto lo he descubierto hoy y me ha sentado tan bién como la sopa de ayer.

domingo, 23 de octubre de 2011

Motivos para volver a escribir


1- Es mejor escribir que coger a alguno por el cuello y que luego te digan que eso no está bien.
2- Es mejor escribir que quedarse pensando que te están tomando el pelo.
3- No creo en la justicia. Ni en la divina ni en la humana. Por eso es mejor escribir.
4- Creo en los tontos del culo. Hay muchos. Por eso es mejor escribir.
5- La cuadrilla de asesinos vascos ha decidido que ya no va a matarnos...y lo tenemos que celebrar. ¡Qué bien, ahora ya me permiten vivir!. Parece ser que lo políticamente correcto es alegrarse o incluso celebrarlo. Pero yo prefiero escribir.
6- El sentido común está reñido con la justicia. La humana. En este caso escribir equivale a tener derecho al pataleo.
7- Después de Julio, Agosto y Septiembre, en Octubre vuelvo a ser yo misma el redactor jefe de este blog. Por eso ya puedo escribir de lo que quiero y no escribir de lo que no quiero.
8- Hacer lo que se debe hacer, decidir teniendo en cuenta a lo que hay que renunciar y no olvidar tus valores. Por todo eso tengo que escribir.
9- Porque estoy rodeada de cosas buenas, de oportunidades que busco y de gente que merece la pena.
10- Y porque es lo que sé hacer y me hace sentirme bien...aunque a veces lo olvido.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Nada volverá a ser como antes


Hoy he dado un paso muy, muy importante, y eso me ha animado a retomar la actividad en el blog que se quedó congelada a finales de Julio, en vísperas del Camino de Santiago. En estos casi dos meses he vivido muchísimas cosas de todo tipo, buenas, malas y  regulares. Pero lo de hoy marca un antes y un después. Y lo tengo que contar. Aunque me cueste, porque estoy viendo "Españoles por el mundo: Noruega" y me están dando unas ganas tremendas de apagar el ordenador y marcharme para allí.
La naturaleza en Noruega es impresionante, casi tanto como lo mío de hoy.
El caso es que hace algo más de un mes que he retomado la actividad deportiva de una manera mucho más intensa y regular...lo que viene a ser que me he apuntado a un gimnasio. Pero no en Septiembre, como hace todo el mundo. Si lo haces en Septiembre lo dejas a mediados de Noviembre casi seguro. Yo me apunté a mitad de Agosto, cuando no se apunta nadie. Y por supuesto que no lo voy a dejar, como hacen los de Septiembre. Estoy muy bien en este gimnasio, hay muchas cosas que hacer, horarios amplios, en fin, todas las facilidades del mundo. Hasta hoy he estado haciendo cosas que me gustan mucho tipo body balance, yoga, natación, y cosas así, pero lo de hoy ha marcado un hito. Hoy he pasado de hacer actividades de la clase popular, aptas para todos los públicos, a pertenecer a la élite del gimnasio, esa casta especial de superatletas, los más cañeros.....hoy he hecho mi primera clase de spinning. El los gimnasios las cosas han cambiado mucho. Cuando me apunté, buscaba el aerobic en el cuadrente de actividades, pero no había. Pensé que igual había step, y tampoco. En cambio había body balance, body pump, body combat, GAP, free style....¡unos nombres!. Y la música es un tema aparte. En cada sala de actividades hay un equipo de música que ríete tú del de Pachá Ibiza. La música es muy importante. Y también los monitores. Son todos muy buenos, pero el de spinning es la caña. Es mi héroe. Estoy hecha polvo, me tiemblan las piernas, he descubierto músculos que no sabía que tenía, pero ha conseguido que me sintiera como Miguel Indurain subiendo el Tourmalet. Así que repetiré, porque ya no soy la misma. Ahora pertenezco a la élite, a los Geypermanes del gimnasio. Ya nada va a ser igual

viernes, 29 de julio de 2011

Queridos míos:


Los últimos días os estoy prestando mucha atención, si, os habéis dado cuenta. Es evidente que hasta hace unos días no os hacía ni caso, la verdad, y por eso entiendo que ahora estéis con la mosca detras de la oreja. En realidad nunca me habéis causado problemas serios, por eso os he tenido ahí un poco dejados. Y la última semana os miro, os observo, os dedico tiempo, estoy pendiente de vuestras reacciones y cada noche os doy un ratito de mimos. Igual que por las mañanas, antes de salir de casa, ahora, también hay un momento sólo para vosotros.
No os quiero asustar, pero tampoco os voy a engañar...nos esperan unos días increibles, pero también durillos. Ese es el motivo por el que os doy dos masajitos al día con esa fórmula noruega que huele a menta, es el motivo por el que cada día probamos un tipo de calcetín y por el que pasáis tantas horas con esas botas verdes...son chulas ¿verdad?...yo creo que os van a ir muy bien, os habéis acoplado de maravilla. Lo único que me preocupa es que llueva mucho. Para eso serían mejores las viejas chirucas. Decidiremos juntos a última hora. Será lo mejor.
Por eso otro..., ya sabéis, eso que no quiero ni nombrar, no os teneis que preocupar, creo que lo podremos evitar, y en el caso de que nos encontremos con ello, sé lo que hay que hacer, he curado muchas...ya sabéis, de eso...Vamos preparados, no tenéis que darle más importancia, no les tenemos miedo.
Pues nada muchachos, que nos vamos al Camino de Santiago....¡por fin! Ya está casi todo listo, ya tenemos credencial, y vosotros os vais a portar como unos campeones...las ampollas (ups!!, lo he dicho) se curan, no hay problema, y mientras andamos y curamos ampollas, curaremos más cosas, secaremos las "otras" ampollas que ahora me molestan cada vez que doy un paso y disfrutaremos de la experiencia personal e intransferible que es el Camino...Mis queridos pies, en vos confío.

domingo, 24 de julio de 2011

El dolor y su espacio

Valle de Estós. Pirineo aragonés.

Decir la verdad, responder honestamente y confiar en las propias decisiones a veces no es suficiente. Debería serlo, pero no lo es. Uno debería sentirse bien así: Haciendo las cosas que debe hacer, siendo claro en sus planteamientos hacia los demás.... y aún así aparece el dolor. Es inevitable. El dolor existe, aunque cada uno tiene un umbral diferente. El mío es alto, y a veces hasta negándolo consigo hacerlo desaparecer, pero otras veces no. Otras veces es como una especie de reuma que rezuma desde el mismo interior de los huesos hacia afuera, dejando su huella en todas y cada una de las capas de la piel y los músculos. Calando desde dentro hacia afuera. En esas ocasiones, es como cuando uno tiene fiebre, hay que sudarla, y el proceso requiere un tiempo mínimo que no puede acelerarse. Las prisas no son buenas para esto. Si se cierra en falso es mucho peor. Así que respeto el tiempo que necesita cada dolor, escucho lo que me tiene que decir, me apunto algunas cosas, todas las que son importantes y que en un futuro me vendrán bién y veo que es el momento de empezar a desalojar. Hay que dar paso a otras cosas. El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional y no quiero darle cancha. Hoy soy mucho más fuerte que ayer, mucho mejor. Con eso me quedo y con la convicción de que siempre se puede más de lo que uno se cree. Siempre un poco más...


"Llevo encima muchas cicatrices,
pero también llevo conmigo momentos
que jamás habrían ocurrido
si no me hubiera aventurado
más allá de los límites."

(Paulo Coelho)

jueves, 30 de junio de 2011

Fliping in colours.



Me encanta viajar. Me parece que es algo que le gusta a casi todo el mundo, por el hecho de descubrir cosas nuevas. Cuando me voy al Pirineo, por ejemplo, a poco más de una hora de mi casa, bueno, casi dos, alucino con cada sitio nuevo que me encuentro, y me vuelven a sorprender los sitios que ya conocía. Siempre me parecen mejores de lo que  los recordaba.
Cuando viajo a otros lugares de Espania (lo siento, estoy en Holanda, no existe la n con el palito encima) me gusta hacerlo de una manera un tanto anarquica, sin planear demasiado donde voy a ir o que voy a hacer. me gusta llegar, ver que hay y luego ir saboreando lo que me encuentro. Para mi viajar no es cumplir un horario o un objetivo de lugares visitados. Igual cuando me voy me doy cuenta de que no ha visitado por ejemplo la Catedral, sitio mas popular de la poblacion, pero me he tomado guisito local en lugar que no viene en las guias turisticas y he conocido a gente de alli que me ha hecho ver muchas mas cosas que las piedras de la catedral (y que conste que me encantan las piedras!).
En Europa se puede viajar asi igualmente. Son paises seguros en los te puedes permitir callejear, deambular, preguntar y relacionarte con todo el mundo.
Hoy es mi cuarto dia en Holanda. En un ratito cogere un autobus que me llevara a amsterdam para volver a Madrid. Es la primera vez que visito este pais, y como en todos los lugares de Europa en los que he estado antes, aqui todo el mundo habla ingles perfectamente, da igual la edad, el nivel cultural, es alucinante. Vengo toda contenta pensando que tengo un nivel "majillo" y resulta que hasta los gatos hablan ingles mejor que yo. Pero bueno, el caso es que con mi ingles me manejo estupendamente, es algo por lo que no me tengo que preocupar y eso me permite relajarme todavia mas y disfrutar de cosas que me hacen flipar en colores: costumbres diferentes, horarios diferentes (hoy he comido a las 11: 45, ha sido demasiado para mi, cuando esta noche llegue a Madrid voy a tener tal "jet lag" alimenticio,  que no voy a saber si cenar o desayunar).
El motivo del viaje ha sido el trabajo pero he tenido tiempo de hacer otras cosas. La primera noche cene con un colega en el centro de Delft, ciudad preciosa, llena de canales, calles adoquinadas, construcciones tipicas de los paises bajos, cientos, no, miles de bicicletas por todos los lados....en fin, un lugar como de cuento. La segunda noche pense que nos iban a invitar a cenar a todos los participantes de la formacion en la que estoy participando pero en realidad nos invitaron a cocinar. Nos llevaron a una especie de sociedad gastronomica nos pusieron un delantal y nos repartieron unas recetas para hacernos la cena nosotros mismos (eso nos pasa por trabajar en IKEA con la historia esa de hazlo t'u mismo). Eramos diez: Un holandes, una candiense, siete suecos y yo. Casualmente una de las recetas era Tortilla de patata, que le toco a la canadiense y que inmediatamente me dijo : "tu en mi grupo". Asi que la candiense, una sueca y yo formamos el grupo de la tortilla de patata. En la receta habia ingredientes de los que yo no habia hoblar nunca y les dije, "chicas, olvidaros de esto, vamos a hacer una tortilla de patata que se van a cagar".  Esto ultimo no se lo traduje, les dije que era una expresion espaniola para decir que lo ibamos a hacer muy bien...
El cocinero holandes al mando del garito pretendia que hicieramos la tortilla para diez con dos patatas y ademas precocidas. Por supuesto le dije que de ninguna manera y me localizo unas cuantas patatas normales, para pocharlas a fuego lento como dios manda. La tortilla salio de miedo. El momento espectaculo fue cuando le di la vuelta a la tortilla. Nunca pense que algo tan cotidiano para nosotros pudera causar tanta expectacion. Tuve que ceder a los deseos de la canadiense que propuso echar unas cigalas a la tortilla...en fin, bueno, cocina creativa....al final estaba buenisima, a todo el mundo le encanto. Nos pusimos como el quico porque todo el mundo hizo unas cosas deliciosas, pero me di cuenta de que igual que yo flipo en colores, los demas tambien flipan conmigo por cosas que a mi me parecen normales. Hoy uno de los suecos me ha presentado a su mujer que andaba por aqui y yo le plantado dos besos con toda la naturalidad del mundo. Me he dado cuenta de que ella se quedaba un poco alucinada. Luego, el chico me ha dicho que ella ha pensado que que narices hacia yo besandola sin conocernos de nada....todos "fliping in colours", eso es lo mas divertido de viajar.


ps: cuando este en Espania pondre los acentos....aqui no los encuentro. Y los palitos en las n.

viernes, 24 de junio de 2011

Elige tu actitud


Después de un año en el que he reflexionado mucho sobre el tema de la actitud ante los acontecimientos, el entorno o las personas, he podido comprobar que efectivamente, cuando uno es consciente de que puede elegir su actitud, todo cambia. Todo es más fácil, y uno tiene muchísima más energía. Gracias al trabajo que he desarrollado este año con un grupo de compañeros he aprendido el poder que tiene la actitud, y la gran diferencia que hay entre aceptar  y resignarse.
He encontrado este texto de Mario Benedetti que sintetiza muy bien la diferencia entre tomar una actitud positiva o negativa....ver la botella medio llena o medio vacía....ver una crisis o una oportunidad. Hay muchas maneras de expresarlo. La de Benedetti me gusta:


¿Cómo va a ser tu día hoy?

Esta mañana desperté emocionado
con todas las cosas que tengo que hacer
antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante.
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso
o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero
o puedo estar contento que mis finanzas me empujan
a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud
o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo
lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo
o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas
o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.
Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos
o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar
o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela
o puedo abrir mi mente enérgicamente
y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar
o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente, cuerpo y alma.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy,
soy el escultor. Lo que suceda hoy depende de mi,
yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengas un gran día... a menos que tengas otros planes





............................

domingo, 12 de junio de 2011

Cosas que sólo pasan en las bodas


Ir a una boda es como sumergirse en otra dimensión, en un universo paralelo. Es como irse al Pais de Nunca Jamás, o al país de las Maravillas. En una boda puede pasar cualquier cosa porque las normas que rigen el comportamiento social no son de "este mundo".
Todo empieza muy formal, muy dentro de lo que tiene que ser. Básicamente hasta que llegas al lugar en el que sirven los aperitivos, concretamente hasta el momento en el que el camarero se acerca con la bandeja  y te pone en la mano la primera caña o el primer vinito. Hasta ahí todo había sido normal: Encuentros, reencuentros, saludos, qué grandes están los niños, qué guapos estamos todos, los novios que se casan, las fotos, y la clásica pregunta: ¿Pero por dónde se va al restaurante?.
La primera caña lo cambia todo. A partir de ahí extraños fenómenos se suceden y se van  volviendo más y más surrealistas conforme avanzan las horas y se vacía la barra libre. Si la barra libre no tiene fin, los sucesos extraños, se vuelven casi sobrenaturales, esto es proporcional.
Algunos de estos extraños sucesos son:
1) Los niños se rebozan por el cesped, se ponen perdidos, hechos un asquito y a los padres les importa un huevo
2) Los niños comen lo que les da la gana, o no comen, y a los padres les importa un huevo.
3) Nadie puede más al llegar la carne, pero todo el mundo se la come....algunos repiten.
4) Casi nadie bebe normalmente, pero todo el mundo se pide un cubata para acompañar el café, que es digestivo....de ahí, vamos cuesta abajo.
5) El personal se vuelve loco cuando se escucha eso de "devuelveme la vida que me las quitao, que me las quitao, que me las quitao....devuelveme la llave de mis sentimientos for favooooooor...".
6) Casi nadie fuma y ahora menos todavía, pero mis cuñados y hermano, al estilo los intocables de Elliot Ness, se meten su correspondiente puro, que parece ser que es buenísimo y parecen disfrutarlo y todo.
7) Nadie lo confiesa, pero todo el mundo espera el "Paquito chocolatero" como agua de Mayo. Esta vez en versión King Áfrika. Las filas se forman como si se hubieran estado ensayando un més antes. Queda precioso.
8) "Ese toro enamorado de la luna" nos hace conectar con nuestras raices más cañís...y todos conectamos. También ayudan mucho a esto los pasodobles varios que nunca fallan.
9) Los Nikis, con aquello de "Seremos de nuevo un imperio....lalalala....y la moda es el rojo y amariloooo" provocan un éxtasis colectivo....y a continuación Barrikada y Mago de Oz provocan el mismo efecto en las mismas personas que saltan descontroladas con el puño en alto...¿....?.
10) Se forman las tradicionales congas, la más exitosa la provocada por un mix de canciones de fiestas de pueblos. Es una conga familiar, aglutinadora de generaciones, en la que críos entre 5 y 12 años se desgañitan cantando "nos iremos a joder a Salamanca", "Maricooooon , el que no bote" y cosas así. Los mayores, es decir, los adultos, dándolo todo.
11) Mientras tanto, sujetando la barra, uno de Bildu habla de política con un Coronel.....las familias se han percatado y se empiezan a organizar operativos para disolver el encuentro cuanto antes....no sirve de nada, ellos a lo suyo....o termina como el rosario de la aurora o con un nuevo pacto de Lizarra. Parece que la cosa no fué a mayores...Esto es talante y hasta alianza de civilizaciones.
12) El último autobús siempre sale cuando uno lo está pasando mejor....como dijo mi padre, no nos vamos porque el ambiente decaiga, nos vamos porque no hay más autobuses.....menos mal, sino, igual estaba todavía ahí con el de Bildu.

Si, ayer estuve de boda, y me lo pasé muy, muy bién....porque claro en el día a día una no puede cantar canciones del Fari, o bailar La gallina turuleta, y parecer una persona seria y equilibrada, pero en las bodas sí. En las bodas puede pasar casi cualquier cosa.

lunes, 6 de junio de 2011

El tiempo que no fué


En la última hora de este dia vencido, me dejo arropar por el silencio de la casa que ya duerme hace rato, sin ruidos, sin prisas, sin deberes en las próximas horas. De vez en cuando un autobús aprovecha la soledad de la avenida para acelerar con todas sus fuerzas en su último viaje del dia, seguramente vacío de pasajeros, pero no me molesta el ruido, porque en su correr acelerado percibo que busca, igual que yo, el silencio y el descanso; Que ya se termine el dia.
En algún lugar de la casa suena el pi, pi, de la alarma de un reloj digital, que me hace sonreir y me hace recordar un tiempo terminado que en realidad nunca empezó. Y no debería hacerlo, pero me sumerjo en ese tiempo paralelo porque allí estoy bien. La fiebre ha bajado un poco, lo justo para notar que mis pulsaciones ahora están más acompasadas, y en ese lugar, que debe ser muy parecido a lo que sería  un sueño, me quedo escuchando  los consejos que me doy, de aquel tiempo que no fué, de cómo dejarlo estar, pero sin quererlo olvidar. Vuelvo a escuchar el reloj, y me vuelve a hacer sonreir. Es buena señal. Señal de que me he quedado con lo bueno, con lo que en realidad si que fué, aunque no fuera más. Un tiempo que puedo conservar, congelado. Por eso a veces me da frío.

domingo, 5 de junio de 2011

¡Como se entere Iker Jiménez! (el de Cuarto Milenio)


Hoy era día de montaña, aire libre, palizón de los que te deja nueva. Pero resulta que la Agencia estatal de metereología (además de mi teléfono), había dado para hoy alerta por tormentas en el Pirineo, así que nos hemos quedado en casa. Después de dos semanas de trabajo agotadoras y de un esguince mal curado, casi lo he agradecido.
El plan B era feria del libro y vermú por el casco viejo, pero los acontecimientos de los últimos días pesaban demasiado. Nos quedamos en casa. Dia de descanso. Dia de "que se pare el mundo", día de "no quiero saber nada del mundo exterior" o de "lo único que me importa es mi sofá y la mantita de las siestas". Y con estos pensamientos me preparaba un café a las once de la mañana con todo el día por delante para mí, para no hacer nada....pero no sé lo que me ha pasado, porque algo me ha pasado. Conforme me tomaba el café con leche y los cereales Special K me han empezado a entrar unas ganas enormes de recoger las cosas de la cocina, de tender la lavadora que acababa de terminar de pasar el aspirador, de fregar el suelo, de bajar algunas cosas al trastero, de descolgar las cortinas del salon, meterlas en la lavadora y volver a colgarlas, todas limpitas oliendo a suavizante de colonia Nenuco.....no sé que me ha pasado, pero hasta he quitado el arbol de navidad....si, todavía lo tenía puesto, me recuerda al Pirineo, es un tema sentimental.
El caso es que me han dado las cuatro de la tarde, sin parar, sin comer, y casi me pongo a planchar...¡no! hasta aquí, me he dicho, no me reconozco. Esto no me había pasado nunca, estas ansias por tener todo tan requete ordenado. Igual me sentó mal la ensaladilla rusa de la cena del viernes. Igual es una reacción alérgica a algo que he bebido, al pacharán, que hacía mucho que no tomaba...no sé. Es muy raro.  Me lo voy a controlar estos días a ver cómo evoluciona porque me está empezando a preocupar. Ahora mismo, sin ir más lejos, lo que me pide el cuerpo es ponerme a doblar ropa y a colgar cada cosa en su armario....uff!, no somos nada.

viernes, 3 de junio de 2011

Palabras con poderío.


No me gusta ser una muñeca de trapo. No me gusta depender de las decisiones de nadie. No me gusta estar sentada en el banquillo, esperando por poder jugar, tal vez, cinco minutos. En ese caso prefiero cambiar de deporte. Juego para jugar y disfrutar, no para esperar.
No me gusta comulgar con ruedas de molino, no me gusta sentirme manejada, manipulada, condicionada.
No me gusta hacer cosas en las que no creo, ni esperar algo de quién no me inspira confianza.
No me gusta ver los toros desde la barrera, ni esperar a que sucedan las cosas o a que el viento cambie por azar.
Y apesar de todo, a veces, dependo de otros, tengo que tener paciencia, mientras espero sentada, pensando que mañana mismo me dedico a otro deporte....¿Por qué seguiré yo con esto?. A veces me siento manipulada y tengo que hacer cosas que no quiero . Y a veces tengo que esperar que las cosas pasen, que sople un viento favorable. Y espero. También se aprende a esperar. Algunas veces es conveniente hacerlo. Otras no. Otras veces lo mejor es decir: Ahí te quedas. Sayonara, baby. Que la fuerza te acompañe o cualquier otra frase peliculera que le dé a la situación la solemnidad que se merece....y si no hay una frase adecuada, hay dos que valen para todo:
Siempre nos quedará Paris...
Nunca nos quitarán la libertad...

Aunque tengo que reconocer que hay una frase del Un, dos, tres que me pone especialmente: "Hemos venido a jugar". Me gusta.(si esto fuera Feisbuk aquí iría el dedito pulgar para arriba).....Me gusta de siempre.

domingo, 29 de mayo de 2011

Contra todo pronóstico

                           

De repente se ha levantado un viento huracanado que ni en las películas de desastres naturales, y se ha puesto a llover como si se fuera a acabar el mundo, como si no fuera a haber un mañana. Afortunadamente me ha pillado en el coche con los peques. Casi no se veía la carretera. El pequeño, medio llorando me ha preguntado:
- ¿Nos vamos a morir?....(¡Cuánto daño han hecho esas pelis apocalípticas!)
- Si, pero no sé cuando. Hoy no.

Apenas una hora antes, en casa de mis padres hablábamos del tiempo a la hora de comer. Que si va a llover, que si no, así que yo, para disipar todas las dudas y dar por zanjada la discusión he sacado mi super smartphone que hace de todo y hasta de vez en cuando me sirve para hablar por teléfono, y he abierto una de las doscientas aplicaciones superútiles que me he bajado.  Haciendo "tic" con el dedito, muy suavemente, la predicción metereológica de aquí a siete días. "Hoy no llueve" veintisiete de máxima y un sol impresionante. Fin del tema....y una hora después casi se acaba el mundo.

Y lleva toda la tarde lloviendo, como si fuera otoño. Me encanta el otoño, pero mi teléfono no decía eso. No importa, la lluvia lo limpia todo. Ya lo ha hecho otras veces, y hoy lo está volviendo a hacer. Contra todo pronóstico.

viernes, 27 de mayo de 2011

Tipos duros


Después de un día muy intenso, en una semana muy intensa, de un més muy intenso, me he puesto a pelar el huevo duro que iba a formar parte de mi cena, entre otras cosas, claro. Lo he hecho como siempre, debajo del chorro de agua fría del grifo de  la cocina y pensando en mis cosas, sin prestar mucha atención al pobre huevo, tan sufrido, tan poca cosa, comparado con la inmensidad de las cosas tan profundas que ocupaban mis pensamientos. Y entre "tengo que hacer" y "esto ya está hecho", en cuestión de segundos el huevo estaba peladito, perfecto, sin un pegote de cáscara, sin un pellizco de esos que se lleva media clara porque no hay manera de despegarla de la dichosa cáscara....nada, perfecto. ¡Estupendo!, pero...¿Por qué?. Todavía no he dado con el truco para pelar un huevo y que quede bien. Cuando sale bien no sé por qué es. Cuando sale mal tampoco. No voy a abrir una investigación por esto, pero me fastidia que mi alegría, aunque sea durante unos instantes, dependa de un huevo caprichoso.
El caso es que hoy ha quedado de anuncio, un huevo modelo parecía. Y ahora estoy viendo un peliculón: "El Sargento de hierro"...¡cómo me gustan los tipos duros!...y los huevos duros.

domingo, 15 de mayo de 2011

La invasión de la estupidez. O @ a discrección.


Querid@s amig@s bloguer@s y lector@s que pasais por aquí:

Hoy estoy un poco inquieta. He descubierto que mis hij@s ...ah!, no, perdón que son dos chicos, en este caso puedo decir chicOs sin miedo a que me acusen de sexista o algo así los compañer@s  vigilant@s del uso igualitario del lenguaje. Pues lo que decía, he descubierto que mis hijos, sobre todo el mayor, tiene un cacao montado con esto de los chicos, las chicas, los diputados, las diputadas, las arrobas y toda la historia.
En estos casos los padr@s  mmmm!, no,así no....los padres y madres de los niñ@s  en edad escolar nos encontramos con cosas como las que me he encontrado yo hoy corrigiendo los deberes del mayor:

"Los diputad@s de las Cortes de Aragón, bla bla, bla bla...."

Sin palabras me he quedado.
Me he puesto seria...
Mira Santi, esto de la arrobita está muy bien pasa un sms, para el whatsup, o para el messenger....el día que tengas de eso, pero para hacer los deberes, escribir un texto formal, mandar una instancia, un currículum, poner una denuncia, escribir una novela, o cualquier otra cosa medianamente normal, no se puede usar la arroba.
Es como si pones en una carta de presentación:
"Estimados señores míos :-)  me encantaría trabajar en su empresa ;-)"

Que estamos perdiendo el Norte, joer.
He dedicado un tiempo muy bien empleado en explicarle que tenía dos opciones:
1- Los diputados y diputadas de las Cortes, bla bla.... (políticamente más correcta, tal como está el temita)
2- Los diputados de las Cortes bla bla. (gramaticalmentemás correcta, y la más "natural" siempre que no haya alrededor gente demasiado susceptible).

Le he explicado el plural masculino y su uso válido para referirse a un colectivo formado por miembros de ambos géneros. Que esto todavía es correcto y muy práctico, pero parece ya una especie en extinción.

Estas cosas me mosquean. Me cabrean. Porque parece que la igualdad se va a conseguir poniendo arrobas y obligando a respetar unas cuotas ineficaces e ineficientes del 50% de mujeres, por huevos, en todos los puestos.
La igualdad es algo mucho más serio. Consiste en que los hombres no crean que pueden matar a su mujer "porque era mía", en que las mujeres no tengan miedo de tomar decisiones, en que se puedan tener hijos sin miedo a perder un trabajo, en que eduquemos a nuestros hijos en una igualdad real y no en la que se agarra a símbolos políticamente correctos.
Y lo dejo aquí, que me tengo que ir a comer a casa de mis padres, con mis herman@s. Toda la vida han sido mis hermanos.....

Ps: soy mujer, de toda la vida.
pss:...por si alguien tiene dudas
psss: manda huevos!!