(...) No puedo elegir, me quedo aquí,
entre olas verdes y montañas azules

(Kirmen Uribe)

miércoles, 3 de febrero de 2010

Hundir la flota.



Con lo claritas que tengo las cosas.


Con lo bien que estaba yo después de tanto tiempo de no estarlo.


Con lo fácil que sería que estuvieras dónde siempre estuviste, siendo lo mismo de siempre.

Pero no.


Mi pobre barquito, que es como una cáscara de nuez, aunque parezca un buque de guerra, no ha podido soportarlo. Tocado y hundido. Las coordenadas me han dado en la linea de flotación.


Y tú sin saber que estás jugando a los barcos. Con lo claritas que tienes tú las cosas.

8 comentarios:

  1. Ahora mismo mandamos un "batisclafo" o como se llame eso y te rescatamos del fondo del Ebro.
    Las coordinadas son: to p'arriba, to p'arriba hasta que veas aire y respires.
    Saludicos

    ResponderEliminar
  2. Bahhh...comprate otro, que la industria naval está barata...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Dyhego, que me ha llegado el "batisclafo". Estot toa empapada, pero ya respiro, no necesito la resucitación cardiopulmonar...bueno, igual la cardio un poquillo, jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Mariángeles, Ya me pasaré por el LIdl a ver las ofertas que entre las lechugas y los yogures se encuentra de todo...pero a mí me gusta el mío.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Angus, a mí me gusta que te hayas pasado por aquí. Bienvenido.

    ResponderEliminar
  6. Qué torpes algunos, y sin querer en la línea de flotación.

    Suerte en tu singladura.

    ResponderEliminar
  7. Capitán, si hacemos un concurso de torpes, igual me llevo yo el premio.
    Un beso.

    ResponderEliminar